«Cuando es el momento de que las almas se encuentren, no hay nada en el mundo que pueda evitar que se encuentren, sin importar dónde se encuentren. Cada dos corazones están hechos el uno para el otro, ninguna distancia es demasiado grande, ningún tiempo es demasiado largo, y ningún otro amor puede separarlos».