“La Navidad es el momento perfecto para celebrar el amor de Dios y la familia y para crear recuerdos que durarán para siempre. Jesús es el regalo perfecto e indescriptible de Dios. Lo asombroso es que no sólo somos capaces de recibir este regalo, sino que podemos compartirlo con otros en Navidad y todos los otros días del año.”