«Me enamoré de su coraje, de su sinceridad y su flamante autoestima. Y es en estas cosas en las que creería, incluso si todo el mundo se dejara llevar por las sospechas de que ella no era todo lo que debía ser. La amo. Y es el principio de todo. Te amo, no solo por lo que eres, sino por lo que soy cuando estoy contigo. Te amo, no solo por lo que has hecho en ti, sino por lo que estás haciendo en mí.».